Imagen de Perfil
INICIAR SESIÓN

REGISTRARSE

BIODIVERSIDAD DEL DIQUÍS

El Delta del Diquís o Delta de Térraba-Sierpe, ubicado en la Costa Pacífica del Sur de Costa Rica, es uno de los más importantes de América Central desde el punto de vista biológico y cultural.

La mayor área de este delta pertenece a las zonas de vida Bosque Muy Húmedo Premontano Transición a Basal que fue substituido en gran parte a partir de 1940, inicialmente por plantaciones de banano y posteriormente por otros cultivos agrícolas como la palma africana y el arroz, así como por plantaciones forestales de especies introducidas como la teca, la melina y el eucalipto. Actualmente quedan pocos fragmentos del bosque original, mayormente restringidos a las laderas empinadas de las montañas y los alrededores de los cauces de los ríos, pero existen áreas que una vez fueron de uso agrícola y que han quedado abandonadas y en estas por el proceso de regeneración han crecido lo que se conoce como tacotales o bosques secundarios, en distintos estadios de desarrollo.

Existe también una zona importante de Bosque Húmedo Tropical Transición a Perhúmedo hacia la costa, dominada por la presencia de humedales y manglares, que se encuentran dentro del Parque Nacional Humedal Térraba-Sierpe. El Humedal Térraba-Sierpe es un complejo de ambientes entre los que se encuentran canales mareales, playones, manglares y bosques, variedad que también se ve reflejada en la rica y abundante flora y la fauna que allí habita. Gran cantidad de especies vegetales constituyen alimento y hogar de aves, venados, monos, mapaches, felinos, serpientes y muchos otros. Bajo el agua ya sea salobre o salada habitan igualmente distintas especies de reptiles, moluscos, crustáceos y peces.

Las partes altas de la Cordillera Costeña correspondientes a la sección Sur (Cima de la Fila Retinto) están conformadas por la zona de vida Bosque Muy Húmedo Tropical y contiene importantes áreas que se mantienen en estado natural y son más homogéneas. Estas cimas albergan importante riqueza biológica, especies en peligro de extinción y especies endémicas, todavía se encuentran desprotegidas.

A pesar de la actividad humana que se ha desarrollado en la zona de estudio, la flora y fauna presente en el Delta del Diquís y sus alrededores se caracteriza por ser de una alta diversidad. La presencia de parches de bosque natural (terrestre y húmedo) y bosques secundarios, combinados con la cercanía de importantes zonas protegidas como el Parque Nacional Humedal Térraba-Sierpe, la Reserva Forestal Golfo Dulce, el Parque Nacional Corcovado y el Parque Nacional Isla del Caño, entre otros, permiten la existencia de una biodiversidad significativa no sólo en número sino también en particularidades.

Estudios llevados a cabo recientemente por el Museo Nacional registran más de 1 500 especies en el área del Valle del Diquís, las cuales se distribuyen en distintos grupos, a saber: hongos, helechos, plantas, aves, mamíferos y mariposas, que representan un porcentaje considerable del total de las especies de esos grupos documentadas para toda el Área de Conservación Osa (ACOSA).

MUSEO NACIONAL DE COSTA RICA ®     2017 Todos los derechos reservados